San Francisco

Una de las ciudades que visitamos en nuestro viaje a Estados Unidos en julio de 2016 fue San Francisco. Pasamos allí tres días,los cuales dividimos entre visitar la ciudad y hacer un par de excursiones.  Allí nos alojamos en el Hi Hostel San Francisco downtown, que estaba bastante bien de precio y, para ser un albergue con habitación compartida, resulta de lo más cómodo y limpio. Está situado muy cerca del centro, por lo que pudimos ir andando a los principales puntos de interés de la ciudad. La mejor parte… Los bagels del desayuno!

HI - San Francisco - Downtown - San Francisco

Una de las cosas que más ilusión nos hacía ver eran las famosas Damas pintadas de Alamo square. Se trata de casas de estilo victoriano pintadas en varios colores para embellecer la ciudad.

Y ¿Qué hace tan especiales a estas en San Francisco? Pues que son las que aparecían en la serie de nuestra infancia Padres forzosos.  A pesar de que el parque estaba en obras y no pudimos tener las mejores vistas, hicimos un montón de fotos de, lejos y de cerca, siempre respetando que las casas están habitadas.

Desde allí nos dimos un paseo por Chinatown y nos dirigimos a realizar otro de los imprescindibles en esta ciudad: coger el tranvía. Nosotras hicimos los dos recorridos que tiene. Fuimos en la línea Powell-Manson y volvimos al centro en la Powell-Hyde, que es la más transitada porque recorre el centro de la ciudad y pasa por la famosa Lombard Street.

Pudimos coger sitio para ir de pie en la parte de fuera, que es donde mejores vistas hay, y, la verdad es que la experiencia mereció la pena, aunque pasáramos un poco de miedo con las cuestas impresionantes y la velocidad  que cogía el tranvía.

Otra de las cosas que aprovechamos a ver la segunda tarde que pasamos en San Francisco fue el Pier 39. Resultó un paseo muy agradable en el que descubrimos locales tan interesantes como una tienda dedicada completamente a snacks para perros y otra que solamente vendía  cosas especialmente diseñadas para zurdos.

Además de los numerosos locales comerciales y restaurantes hay otros muchos otros atractivos en el Pier, como el avistamiento de leones marinos (cuando fuimos nosotras no había ninguno), el aquarium, las actuaciones callejeras o las vistas de la bahía desde los pisos superiores.

Para poner fin a nuestros días en esta ciudad, decidimos darnos un homenaje y cenar en un típico dinner americano para tener la experiencia completa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *